viernes, 2 de diciembre de 2016

Amancio Ortega, fundador de INDITEX, reflexiona: “el crecimiento constante es el mejor mecanismo de supervivencia”.

Alejandro Betancourt citas: Crecimiento
 
La fortaleza es la clave de la supervivencia. No hay mejor mecanismo para sobrevivir que tener la ventaja que otorga una mayor fortaleza respecto a nuestros competidores. Incrementar constantemente nuestra fuerza es indispensable para sobrevivir, de lo contrario, nuestros competidores nos derrotarán. La fuerza es la mayor de las ventajas y el crecimiento continuo es la mejor forma de lograrla.

El crecimiento es la clave que permite la evolución y supervivencia. Todos nuestros competidores tienen eso presente, y si nuestro crecimiento se estanca, lo más normal es que no seamos capaces de mantener nuestra posición por mucho tiempo. En las empresas si no se crece se decrece. Nuestra competencia siempre esta mejorando, y si no crecemos, nuestra oferta de valor se terminará deteriorando con a ellos que invariablemente continuarán progresando. El crecimiento aporta fortaleza a las empresas y su estructura que se cohesiona. Nuestra organización obviamente obtendrá mejores resultados, pero al mantener crecimientos positivos conseguimos también generar una mayor confianza a todos los niveles, mejores rendimientos y una sensación general de capacidad, contribución y logro necesarias para la realización personal.

Las claves del crecimiento


La metodología necesaria para lograr un crecimiento constante pasa por aplicar un proceso global en donde, fijando una meta objetivo, demos los pasos necesarios para su consecución de forma cíclica, es decir, un proceso que termina y vuelve a comenzar indefinidamente. Los pasos a seguir serían los siguientes:

1. Establecer la Meta u objetivo. La meta es lo que tiene que ser el motor de nuestra empresa, el objetivo a alcanzar, y ese objetivo debe de ser suficientemente ilusionaste para motivar a la organización a todos sus niveles a poner en valor su talento y capacidades. En definitiva, hacer lo necesario para alcanzarlo

Las preguntas pertinentes a resolver serían tales como estas:
¿Qué queremos conseguir? ¿Qué cambiará cuando lo consigamos? ¿Es suficiente esta meta o forma parte de una meta mayor? ¿Cuál es su peso en nuestro negocio de manera global? ¿Cómo será el resultado óptimo?


2. Estudiar la Realidad. Indica dónde estamos ahora de manera objetiva. Debemos analizar nuestra situación y la de nuestro mercado con total precisión basándonos en datos y hechos concretos para poder tomar constantemente el pulso de nuestra empresa.

¿Cuál es el estado actual? ¿Qué ha funcionado en el pasado? ¿Qué retos se nos presentan y cuales anticipamos? ¿Qué distancia existe entre la situación actual de nuestra empresa y la meta final? ¿Tenemos los recursos necesarios para alcanzar nuestros objetivos o necesitaremos dividir la meta en diversas metas intermedias?

3. Analizar los Obstáculos y Opciones. Todo aquello que nos impide llegar rápidamente a la meta. Las opciones que se presentarán, al igual que los obstáculos deben de ser resueltos con éxito para poder seguir avanzando hacia nuestra meta. 

¿Qué opciones tenemos para llegar a la meta y como mejor evaluarlas? ¿Qué solución podemos dar a los retos actuales? ¿Cómo podemos prepararnos ante obstáculos futuros? 

4. Elección de Tácticas. Diseñar la estrategia a implementar para lograr el crecimiento necesario para alcanzar nuestras metas.

¿Cómo abordaremos los procesos que nos permitirán? ¿Necesitamos una reingenieria de procesos centrada en el crecimiento? ¿Disponemos de la fuerza necesaria para acometer las formas de consecución?

5. Implantar Hábitos. Cómo mantener los procesos que han permitido a la empresa crecer y asegurar que se sigan implementando.

¿Tenemos identificados los procesos que nos han permitido crecer?¿podemos asegurar que se repliquen?

Como podemos ver, el método es circular, sigue una lógica PDCA (Planear – Desarrollar – Comprobar – Ajustar), es decir, que el crecimiento sencillamente no es un proceso que comienza y termina, sino que es continuo y así debe ser para poder sobrevivir en un mundo altamente competitivo. De nuevo, si no creces decreces.

Un ejemplo de este enfoque empresarial lo encontré en Hawkers. El secreto de su éxito ha sido centrar su estrategia empresarial en obtener un crecimiento espectacular y anteponer esto al resto de consideraciones. Clave en la implementación de su metodología ha sido el uso maestro de las redes sociales. Facebook se convirtió para ellos en la plataforma ideal para hacer crecer su negocio, y el continuo crecimiento de su base de seguidores en la plataforma la clave de su expansión. Mediante un uso genial de la herramienta publicitaria de Facebook y gracias a su capacidad para atraer a influencers y personalidades al proyecto han logrado un crecimiento sin precedentes que es lo que me llevó a interesarme por el proyecto. A día de hoy, Hawkers representa el paradigma del éxito gracias a la búsqueda incesante del  crecimiento.